Institucional

¿ Quiénes somos ?

El Honorable Tribunal de Cuentas es el organismo designado por la Constitución Provincial para ejercer el control externo sobre la administración y gestión de los recursos públicos de la Provincia de Buenos Aires, a fin de garantizar su adecuado uso, determinar posibles responsabilidades y prevenir irregularidades.

El Tribunal trabaja de forma permanente en un marco de compromiso con la ciudadanía y excelencia institucional, con el objetivo de garantizar la transparencia en la aplicación de los recursos provinciales.

Funcionamiento

El Honorable Tribunal de Cuentas, por ser un órgano de control administrativo con funciones jurisdiccionales, es el encargado de examinar las cuentas de percepción e inversión de las rentas públicas, tanto provinciales como municipales. Para el cumplimiento de tal cometido ha distribuido en distintas vocalías el universo auditable, de acuerdo a sus características distintivas.

En tal sentido, se instituyeron las siguientes Vocalías:

- Vocalía Administración Central: dedicada el estudio de las cuentas rendidas por las distintas dependencias de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial y los Organismos de la Constitución.

- Vocalía Reparticiones Autárquicas y Entes Especiales: dedicada al estudio de las cuentas presentadas por entes autárquicos y por cualquier otra entidad comprendida en la jurisdicción o competencia del H. Tribunal de Cuentas.

- Vocalías Municipalidades “A” y “B”: están a cargo del estudio de las cuentas de todos los municipios de la Provincia.

Una de las ideas rectoras de la institución es la de promover la descentralización operativa conservando la centralización normativa. Con el fin de concretar esa idea, hace dos décadas fueron creadas Delegaciones Zonales para atender las cuentas municipales in situ y, recientemente, se han creado también Delegaciones en las sedes de los organismos auditados por las Vocalías Administración Central y Reparticiones Autárquicas.

El H. Tribunal de Cuentas, a través de sus sentencias, es la única autoridad que puede aprobar o desaprobar definitivamente las cuentas rendidas por los obligados a ello, y en el ejercicio de sus atribuciones sobre el control de la hacienda pública o cuando se obstruyan sus actos o frente a la desobediencia a sus resoluciones, puede aplicar diferentes tipos de sanciones.

Funciones y Atribuciones

El H. Tribunal de Cuentas posee las atribuciones que le confiere la Constitución de la Provincia y las que le otorga su Ley Orgánica.

Esta última, señala como facultades las siguientes:

1. Examinar los Libros de Contabilidad y la documentación existente en las dependencias públicas provinciales o comunales o en aquellos entes que de cualquier forma perciban, posean o administren fondos o bienes fiscales.

2. Inspeccionar las mismas.

3. Realizar arqueos de caja.

4. Celebrar convenios con Organismos similares de otras jurisdicciones para la fiscalización conjunta de Entes interestaduales, sujetos a su competencia.

5. Toda otra actividad que coadyuve al cumplimiento de las funciones previstas en la Ley Orgánica.

En el ejercicio de sus atribuciones sobre el control de la hacienda pública o cuando se obstruyan sus actos o frente a la desobediencia a sus resoluciones, el Tribunal de Cuentas podrá aplicar sanciones tales como:

1. Llamado de atención;

2. Amonestaciones;

3. Cargos pecuniarios hasta un importe igual a los valores sometidos a juicio;

4. Multas.

Sistema de Gestión de Calidad

El Honorable Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires ha asumido un fuerte compromiso con la calidad en la gestión de todos sus procesos, lo cual implica enfoque al cliente mediante la satisfacción de los servicios profesionales prestados, capacitación permanente para dar cumplimiento a los requisitos legales y reglamentarios y ha instalado la mejora continua como filosofía del trabajo, implementando un Sistema de Gestión de la Calidad conforme a la Norma ISO 9001 que sirve de marco y guía para la obtención de los objetivos de excelencia institucionales. La primera certificación, de la empresa certificadora internacional RINA, fue obtenida el 16 de diciembre de 2004 con la Norma ISO 9001:2000 y a partir de allí ha realizado auditorías de mantenimiento anual, certificando a partir de 2009 con la Norma ISO 9001:2008.

De Las Consultas

(Artículo 21 de Ley Orgánica HTC-Reglamento Interno)

Recibida la consulta en la Delegación, presentada con las formalidades establecidas y a través de los funcionarios autorizados por el artículo 60º de las Disposiciones de Administración del Anexo del Decreto 2980/00 y Resoluciones del H. Tribunal, el Auditor Jefe deberá responderla por escrito dentro de un plazo de cinco (5) días, basándose en la normativa vigente, la jurisprudencia y la doctrina del Tribunal y remitir una copia de la misma con su respuesta, en igual plazo, a la Secretaría Consultas, Empréstitos y Proyectos Especiales. En caso de ausencia de antecedentes sobre el tema consultado, el Auditor Jefe remitirá la presentación, dentro del plazo anteriormente señalado, a la Secretaría Consultas, Empréstitos y Proyectos Especiales o a la Secretaría de Asuntos Jurídicos, según corresponda, quienes se expedirán en un término no mayor de diez (10) días desde el día siguiente al de ingresada al sector desde la Mesa General de Entradas de Sede Central del Organismo. El plazo referido se suspenderá en caso de resultar necesario solicitar nuevos antecedentes y/o informes de otros organismos y/o sectores del H. Tribunal y hasta tanto sean contestados o venza el plazo fijado en cada caso para hacerlo.

Asimismo, se establecen como excepciones al plazo señalado aquellas consultas que presenten mayor grado de complejidad por extensión, diversidad de temas a tratar, búsqueda de antecedentes y/o toda otra circunstancia que la Secretaría respectiva considere diferente de lo habitual, en cuyo caso el plazo se fijará en un término que no exceda de veinte (20) días.

Luego de la vista y conformidad del Vocal del área que recibiera la consulta se remitirán las actuaciones al otro Vocal competente o al señor Presidente, según corresponda, en un plazo que no podrá exceder de cinco (5) días para cada uno.

Cumplido lo anterior, el expediente volverá a la Secretaría Consultas Empréstitos y Proyectos Especiales y/o a la Secretaría de Asuntos Jurídicos, según corresponda, que anticipará la contestación al consultante y a la respectiva Delegación Zonal enviando copia del dictamen pertinente por medio de e-mail o fax señalado en las actuaciones. Finalmente el expediente será remitido por la Secretaría General al consultante o a la Delegación respectiva a efectos de su notificación.

Igual procedimiento se seguirá para las consultas recibidas directamente en Sede Central del Organismo, a partir de su ingreso en la Secretaría Consultas, Empréstitos y Proyectos Especiales o en la Secretaría de Asuntos Jurídicos, según corresponda. El plazo total de cada consulta será el resultante de la sumatoria de los plazos señalados según el procedimiento antes descripto. (Modificado por Resolución Nº450/11 del 07/07/11)

Trámite de las Denuncias

a) El ingreso de la información para las denuncias escritas, se realizará a través del Departamento Mesa de Entradas.

b) El ingreso de la información proveniente de las notas periodísticas, se llevará a cabo a través de la selección a realizarse, de conformidad a las pautas dadas por el H. Cuerpo, en la Dirección de Difusión y Relaciones Públicas, la que deberá llevar un registro de las mismas.

c) Dichas Áreas remitirán por intermedio del Prosecretario de Asuntos Institucionales a la Secretaría General los originales provenientes de ambas fuentes de información. La Secretaría General remitirá el original a la Vocalía que por razones de competencia le corresponda preopinar sobre el tema.

d) Las copias de los originales aludidas en el punto anterior, serán remitidas a las restantes Vocalías y a la Presidencia.

e) El Vocal competente incluirá en el orden del día del próximo Acuerdo, posterior a la toma de conocimiento, una síntesis de la referida denuncia.

f) El Tribunal en el Acuerdo correspondiente determinará el criterio a seguir en cada caso, dejando constancia en el Acta respectiva.