El HTC acelera proceso integral de digitalización de auditorías


Publicado el 7 de julio de 2021

 

A partir de la actual situación de emergencia y crisis asociada a la pandemia del COVID-19, el Honorable Tribunal de Cuentas aceleró su proceso de digitalización integral de sus auditorías de cumplimiento, financieras y de desempeño, compromiso asumido en el Plan Estratégico 2019-2022.

 

El control externo ante esta nueva coyuntura obliga al Organismo a incrementar su apoyo en soluciones tecnológicas. En tal sentido, la implementación del Sistema Integral de Gestión de Auditorías en el HTC implica la estandarización y parametrización de cada uno de los tipos de auditoría, bajo lineamientos de las Normas Internacionales de Entidades Fiscalizadoras Superiores (ISSAIs) de la INTOSAI.

 

El proyecto Sigma, aprobado por Resolución AG Nº 88/17, dispone la implementación de un software para la sistematización de todos los tipos de auditorías que lleva adelante el HTC. El objetivo central de esta herramienta, mediante su crecimiento evolutivo en fases, es contribuir a fortalecer el trabajo de los equipos auditores a través de la utilización eficiente y eficaz de sus recursos.

Los principales beneficios de contar con un software de auditoría son: proveer de un repositorio homogéneo y estandarizado para alojar los contenidos documentales de las auditorias; embeber en el software una metodología estándar que guíe la ejecución de las auditorías; proveer de mecanismos para integrar a SIGMA con otros sistemas y servicios; proveer información de carácter gerencial a las máximas autoridades, y gestionar la trazabilidad de la información relacionada con la ejecución y control de las auditorías.

 

Esta iniciativa se complementará con la generación de expedientes electrónicos, la comunicación electrónica bidireccional con el cuentadante, la digitalización del proceso de emisión del fallo y la aplicación del acuerdo digital.

 

Es importante destacar que la transformación digital del Organismo se inició hace más de diez años, con el apoyo del Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.